¿Por qué practicar Kuk Sool Won?

kuk_sool_won_madrid

¿Por qué practicar Kuk Sool Won?

Cuando decidimos acudir a una escuela de artes marciales lo hacemos por diferentes motivos. Estos van desde simplemente hacer ejercicio de forma entretenida hasta para encontrar un método de desarrollo personal, seguridad y autoconfianza o por todos estos motivos juntos. A veces, estos motivos no son todo lo realistas que deberían ser, por lo que  no se ajustan a lo que realmente nos va a aportar, debido principalmente al desconocimiento que tenemos de las artes marciales por la falta de información veraz en distintos medios de comunicación ( noticias, películas, consejos de personas no conocedoras realmente de lo que significa practicar artes marciales, etc). 

¿Qué nos motiva a empezar a practicar artes marciales?

Hagamos un repaso más detallado de los motivos que nos animan a acudir a una escuela de artes marciales.

 

Tenemos primero, el alumno que sólo quiere hacer ejercicio de forma amena para adquirir forma física y que sólo lo ve como una actividad similar a hacer ejercicio en un gimnasio tradicional (del que seguramente se ha aburrido) y que a veces no da suficiente importancia a la labor de los instructores, pensando realizar la actividad de forma informal sin pensar que lo que va a hacer es aprender una serie de técnicas que le van a aportar una mejora no sólo física sino también en otros aspectos que él desconoce o que en esos momentos no considera importantes por desconocimiento y que si no las realizarse de forma comprometida no sería capaz de adquirirlas, es como la motivación más directa y simple.

   

A continuación, tenemos el que viene buscando el aspecto más espiritual de las artes marciales, relacionadas con la meditación, la relajación y el desarrollo personal,  actitudes que por descontado se trabajan en artes marciales como el kuk sool pero que se consigue empezando con ejercicios físicos practicando de forma constante y paciente, ya que a veces no conoce que ese aspecto espiritual viene ya dado en la misma práctica (meditación en movimiento).

 

Otras veces se viene buscando defensa personal física (la más evidente), supuestamente fácil y rápida de aprender (según nos venden) ante una situación conflictiva. Sin considerar que con su práctica además de aprender recursos físicos ante cualquier situación van a conocer otros valores que les van a aportar autoconfianza y seguridad, que se va a trasmitir de forma imperceptible al exterior, evitando más de una situación problemática y no haciendo falta llegar al enfrentamiento físico (“si quieres la paz, prepárate para la guerra” Flavio Vegecio).

 

 

Por último, están los padres que creen que es positivo apuntar a sus hijos porque quieren que los niños conozcan los valores que se desarrollan en un arte marcial y entre los que no destaca la competitividad y sí valores como la lealtad, compañerismo, disciplina, respeto, perseverancia y constancia, aportándoles como comentaba en el párrafo anterior autoconfianza, autoestima y seguridad,  no necesitando la opinión de los demás para valorarse. Aunque a veces, piensan más en la parte únicamente física (así no me lo pegan en el colegio), sin conocer que trabajando sobre los aspectos anteriores se evita en la mayoría de los casos el enfrentamiento físico.

 

El que estas motivaciones se ajusten más o menos a nuestra práctica marcial y que tengamos la paciencia y constancia necesarias para dar la oportunidad a los instructores de poder transmitírnoslas, harán que permanezcamos en la escuela más o menos tiempo. 

 

El objetivo de este artículo es mostrar como el kuk sool puede responder a todas estas expectativas que traemos y que les puede aportar más que a las que ellos aspiraban.

 

Empecemos por describir cuales son los fundamentos de este maravilloso arte marcial:

Kuk sool es un sistema de artes marciales y además un sistema de salud. Al ser así, recopila todo tipo de técnicas tanto físicas; técnicas de mano, técnicas de pierna, proyecciones, técnicas de defensa utilizando puntos de presión, bloqueos a las articulaciones, y manejo de armas, como de carácter más emocional, técnicas de meditación y respiración, tratados con los principios propios de un arte marcial tradicional, como son; la disciplina, la constancia, el respetos tanto a sus compañeros como al maestro, lealtad, compromiso, etc. Tratado todo esto desde el principio de la defensa personal, es decir, de protección integral de la persona, de esta forma frente a la agresión más constante y nociva del paso del tiempo y la aparición de enfermedades más que agresiones físicas, practicar kuk sool nos va a aportar mejora física haciendo ejercicios marciales más que contrastados (evitando secuelas no deseadas) favoreciendo que nuestra vida transcurra en muy buenas condiciones y enfermando menos. De esta forma, el nuevo alumno se introduce en una maravillosa actividad que le va a aportar infinidad de mejoras. Como sistema de defensa es inmejorable, ya que al ser un sistema de artes marciales abarcamos un amplio abanico de técnicas que nos permiten con la suficiente práctica solventar cualquier situación de agresión física que se nos pueda plantear.

¿Cómo llevamos a cabo todo esto?

Kuk sool fundamenta su práctica sobre tres pilares; cuerpo, mente y espíritu. Analicemos con calma cada uno de estos pilares:

 

CUERPO: la práctica de Kuk Sool aporta un trabajo completo a la hora de ejercitar el cuerpo, con ello desarrollamos todas las cualidades posibles proporcionándonos un desarrollo completo y una mejora de la salud, incrementándola con la práctica y la constancia. Así desarrollamos y mejoramos fuerza, resistencia, potencia, flexibilidad, coordinación, etc., haciendo especial incapié al desarrollo de la memoria muscular, de forma que el cuerpo ejercite las diferentes cadenas musculares que son las que hacen que el cuerpo se equilibre y funcione de forma armoniosa, eliminando de esa forma molestias y dolores. Por medio de movimientos marciales como golpes de puño, técnica de pierna, acrobacias, técnicas de defensa personal incidiendo en ataques a puntos de presión y a las articulaciones, así como manejando las múltiples armas que se entrenan en Kuk Sool.

 

MENTE: este apartado se refiere a todo lo relacionado con el aprendizaje y las virtudes que desarrollamos en Kuk Sool, como la memoria, la constancia, la paciencia, disciplina, etc. También nos enfocamos en la parte dedicada a la concentración, meditación y respiración siendo un estupendo ejercicio antiestrés, desarrollando la confianza y el autocontrol, así como la capacidad para adaptarnos y de resolver cualquier  problema que se nos pueda plantear (“no me des una vida fácil, si no fuerza para afrontar una vida dificil”).

 

ESPIRITU: aquí es donde desarrollamos todas esas cualidades que hacen que los practicantes de artes marciales tradicionales se distingan de otras actividades supuestamente “marciales”, trabajando actitudes como la lealtad, el respeto, la amistad, el honor, la paciencia, la integridad, el valor, la humildad, etc.

Conclusión:

Durante la práctica continuada de Kuk Sool el alumno va trabajando las actitudes que se desarrollan en cada uno de los tres pilares sobre los que se fundamenta. De esta forma, el alumno que empieza a practicarlo va encontrando respuesta a todas los objetivos planteados en su inicio, desde defensa personal física, hasta autoconfianza, relajación y mejora en la condición física, con muchas probabilidades de descubrir otros aspectos de la práctica marcial que no tenía en mente y que posiblemente le harán continuar con mayor ilusión.

 

Por todo esto, podemos concluir que practicar kuk sool nos va a aportar unos beneficios excelentes a nuestra vida haciendo que esta sea mejor, así podemos decir que, aunque lo practiquemos poco tiempo, va a influirnos de manera muy positiva para siempre.

 

Permitirme para terminar una pequeña reflexión. Con este artículo pretendo que los alumnos y/o posibles alumnos comprendan y valoren la práctica de un arte marcial como es el kuk sool y que si comparan el beneficio que puede aportarles, así como la entrega de los instructores, con la cuota que pueden pagar por recibir todo esto, consideren que es un precio justo y desarrollen una de las cualidades que más debemos practicar que es el respeto a los demás y a su trabajo, como nos gusta que nos respeten a nosotros.

 

Por último, comentaros que en esta serie de artículos que pretendo escribir busco que, sobre todo los alumnos, conozcan con más profundidad los fundamentos sobre los que sustenta este arte marcial y aprendan a apreciarlo, este gran arte marcial creado por nuestro maestro In Hyuk suh (Kuk Sa Nim) y que tiene por nombre KUK SOOL WON.

 

Muchas  Gracias.

Master: Luis José Galache García

 

Escribir comentario

Comentarios: 0